Deja de sabotear tus objetivos de fitness

Deja de sabotear tus objetivos de fitness

Uf… estás cansado de no estar en forma.

Y entonces te acuerdas de ese programa de fitness que está tan de moda y decides comprometerte a seguirlo. Esta vez sin nada de azúcar, pocos carbohidratos y una hora de ejercicio al día.

Todo va muy bien el primer día. Te tomas tu plato de verduras para comer, pollo y brócoli para cenar, y clavas tu entrenamiento. Te sientes genial.

Unos días más tarde, empiezas a tener antojo de dulce. Te dices a ti mismo, “por una vez no pasa nada” A continuación, deseas algo graso. Te saltas tu próximo entrenamiento, pides comida rápida y te pegas un atracón delante de la tele. Pronto, empiezas a sentirte culpable. Te preguntas cómo vas a seguir con tu plan y sin darte cuenta vuelves a tus antiguos hábitos.

¿Te suena?

Esta es solo una de las cuatro maneras más comunes en las que la gente sabotea sus objetivos de fitness. Aprende a enfrentarte a estos obstáculos para prepararte para el éxito.

1. Esperar la perfección

¿Un dulce? No es para tanto.
¿Un atracón de comida rápida? No es lo mejor, pero es controlable.
¿Dejar que unos pocos contratiempos arruinen tu nuevo estilo de vida? Lo peor que podrías hacer.

No esperes la perfección a la hora de seguir tu nueva dieta o tu plan de ejercicios nuevo. En lugar de eso, te sugerimos que te centres en progresar y que te reserves una comida trampa a la semana mientras aprendes a crear nuevos hábitos.

2. Esperar mucho demasiado pronto

Vayas donde vayas, los anuncios de fitness siempre muestran un éxito instantáneo. Resultados ahora. Pérdida de peso en una semana.

En realidad, estas promesas son demasiado buenas como para ser verdad. Si no estás satisfecho con tu estado físico actual, probablemente sea el resultado de años de malos hábitos. ¿Cómo puedes esperar darle la vuelta a esto rápidamente?

Comienza tu camino en el fitness con las expectativas adecuadas. No hay una gratificación instantánea. El fitness es un proceso que lleva tiempo, capacidad para establecerse objetivos y compromiso.

3. Centrarte en un único gran objetivo

Los objetivos pueden ser traicioneros. Ponerse metas de fitness es positivo, pero centrarte en un único gran objetivo puede resultar abrumador.

Para evitar quedarte atascado con tu objetivo, divídelo en otros más pequeños. Crea metas alcanzables para cada día, semana y mes. Entonces, céntrate en un objetivo cada vez y realiza un plan para alcanzarlo. ¿Qué harás para lograrlo? ¿Con qué frecuencia realizarás estas acciones? ¿Cómo vas a medir la consecución de tu objetivo? Cuando alcances un objetivo pequeño, pon el punto de mira en el siguiente.

Por ejemplo, si mi objetivo general es perder 15 kilos, mi primera meta podría ser perder medio kilo a la semana. Este es un objetivo alcanzable y sobre el que puedo controlar mi progreso. Para lograrlo planeo hacer ejercicio con 8fit 3 días a la semana. Después de seguir con este plan durante dos meses podría aumentar mi determinación y seguir también el plan de nutrición de 8fit y añadir una cuarta sesión de entrenamiento a la semana.

4. Obsesionarte con lo que no puedes comer

Cuando comienzas una dieta nueva, es fácil centrarte en las cosas que ya no puedes comer: galletas, chocolate, comida rápida y azúcar. El problema es que, con frecuencia, esto hace que lo desees aún más. Para contrarrestar esto, no te fijes en lo que no puedes tomar y empieza a centrarte en lo que puedes comer.

Beth, de Tasty Yummies, comparte una historia similar mientras aprende a cambiar su dieta. En primer lugar, se sentía limitada por todas sus restricciones dietéticas. Sin embargo, buscando alimentos sabrosos y saludables se dio cuenta de que la lista es interminable. Ella descubrió las semillas de chía, las semillas de lino, la quinoa, el amaranto, el mijo y mucho más. ¡Hay tantísimas posibilidades ni siquiera era capaz de utilizarlas todas en sus comidas de la semana!

Comer sano puede saber de maravilla y no es tan difícil como parece. Tan solo experimenta con recetas saludables para encontrar los alimentos y especias que te vayan bien. Recomendamos comenzar con las recetas de 8fit Pro. Estas combinan cereales, especias, carne, fruta y verduras saludables para conseguir comidas sabrosas que no necesiten horas de preparación y que te darán grandes ideas para hacer tus propias comidas nutritivas.

Cómo alcanzar tus objetivos de fitness

Ya hemos tenido suficiente con lo de sabotearse a uno mismo.

Al igual que en el último punto, no queremos centrarnos en lo que no se debe hacer. Queremos centrarnos en lo que deberías estar haciendo. Para resumir, aquí te mostramos cuatro maneras de pensar acerca de tus objetivos de fitness que mejoran tus posibilidades de éxito:

  1. Trabaja para progresar. No existe la perfección; sólo el progreso (¡y los deslices ocasionales!).
  2. Ten paciencia. Cambiar lleva tiempo. El fitness es un estilo de vida, y lleva toda una vida alcanzarlo y mantenerlo.
  3. Da pequeños pasos. Establece objetivos pequeños y alcanzables, y supéralos de uno en uno.
  4. Céntrate en lo que puedes hacer. Dedica tu tiempo y esfuerzo a lo que puedes comer y a lo que puedes hacer.

Por último, ¡disfruta de tu estilo de vida como si se tratara de una nueva aventura!

Reinicia tu fitness con 8fit Pro

Consigue tu plan de ejercicios y de comidas personalizado